¿Cómo se hacen las campañas de marketing por SMS?

No hay ningún usuario de telefonía móvil que no haya recibido alguna vez un mensaje de texto de los que se conocen por su acrónimo en inglés SMS (short message service, servicio de mensajes cortos). Los bancos, algunas empresas y las mismas operadoras de telefonía utilizan regularmente ese servicio para indicar el saldo de las cuentas bancarias, convalidar recargas de saldo o para ratificar la pertenencia de un correo electrónico a un determinado usuario.

El SMS es un poderoso vehículo de marketing porque llega directamente al usuario independientemente del lugar en que se encuentre y, generalmente, la gente atiende muy rápidamente a lo que llega a su teléfono, a fin de mantenerse lo mejor informado posible acerca de lo que ocurre a su alrededor. Intentar una campaña de marketing a través de ese servicio no es tan difícil como parece y puede ser una gran idea para nuevos emprendedores.

Un mercado bien sectorizado

El primer paso es tener una lista de teléfonos móviles que reciban SMS. Luego hay que producir un texto que en un número pequeño de caracteres encierre el mensaje que deseamos hacer llegar, y aquí la clave: hay que enviar los SMS desde un PC a través de los servicios de acumbamail. Es una complicación tremenda intentar llegar a 5 o 10 mil destinatarios enviando los mensajes manualmente desde nuestro dispositivo.

Hay servicios online de marketing digital que se encargan de organizar las listas de contactos, revisar qué ocurrió una vez que éstos se enviaron, arrojar estadísticas y garantizar la eficiencia de los envíos. Al revisar el porcentaje de mensajes recibidos se pueden depurar los contactos y hacer mucho más eficaz el uso de la herramienta. Este trabajo que parece muy complejo se facilita enormemente al usar los servicios descritos.

como-se-hacen-las-campanas-de-marketing-por-sms

Lo mejor es que estas campañas no son costosas. Las tarifas son muy accesibles y los proveedores ofrecen un editor de mensajes que ayuda al usuario a crear un mensaje breve y eficaz, que contenga los elementos clave del servicio que el cliente desea ofrecer a sus destinatarios. Así que si ha tenido esa idea en mente, ya sabe cómo implementarla; y si no se le había ocurrido, ahora sabe que es posible y fácil de ejecutar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *