El perdón

Empezamos mencionando que nos basamos en 2 tipos de perdón, como podrás ver siempre la ciencia acaba recurriendo a la dualidad.

El primer perdon, es el perdón que no tiene nada que perdonar gracias a la comprensión de las personas que aparentemente tienen un agravio o tienen un agravio por algo que nos han dicho o nos han echo y vivimos esa experiencia por la que está pasando esa persona y nosotros comprendemos totalmente la situación en la que se encuentra esta persona.

Comprender y vivir esa experiencia nos llevaría a actuar como esa persona, por lo tanto tenemos un pensamiento racional y acabamos perdonando a esa persona sin ningún inconveniente. ¿Actuaríamos de forma parecida? Seguramente sí, hay una frase muy popular que define esta situación, “antes que juzgar a nadie tendríamos que caminar 1000 millas con sus mocasines” esta frase sintetiza muy bien este sentimiento.

Luego encontramos el perdón del ego, (yo te perdono porque soy bueno, pero no olvido) es aquel perdón que sigue en tu mente y se manifiesta siempre con malestar físico o malestar con tus relaciones. Cuando uno perdona, el primer beneficiado eres tú, te quedas tranquilo y te quitas el enfado, la cólera y el odio hacia cualquier persona que realmente no lleva a ningún sitio.

Todo tiene que ver contigo mismo y los sentimientos se acaban manifestando en tu organismo y en tu cuerpo, el perdón dicho esto no es un acto caritativo hacia los demás, es un acto caritativo hacia ti mismo. ¿Podrías parar a reflexionar y pensar a quien beneficia más?

¿Donde puedo encontrar a Enric Corbera?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *