Extensiones de cabello natural: ¿De dónde vienen?

La moda de las extensiones de cabello nos abandonó durante una temporada pero ahora vuelven con más fuerza que nunca. Y es que, con la gran cantidad de tipos de extensiones de cabello que existen y la facilidad de utilización, las extensiones se han convertido en tendencia de moda. Da igual si las llevas en el cuero cabelludo o en las pestañas, la cuestión es presumir de un buen volumen de cabello.

Sin embargo, comentan los expertos, existen muchas diferencias de unas extensiones a otras y, por eso, las extensiones de cabello natural se han convertido en las más populares. Como su propio nombre indica, se trata de las extensiones de pelo más natural que pueden colocarse. ¡Están hechas de cabello natural! ¿Quieres saber más sobre ellas? Te lo contamos.

Extensiones de cabello natural: ¿De dónde proceden?

Las extensiones de pelo natural vienen directamente del cuero cabelludo de mujeres de distintos países en los que alguien paga por sus melenas. China, Camboya, Malasia o India son algunos de los países “traficantes” de pelo más populares.

Básicamente, todo el pelo proveniente de China es recogido de los restos de salones de belleza y donado para ser limpiado y tratado con siliconas posteriormente con el fin de que adquiera un aspecto más brillante. El resultado son extensiones de cabello de dudosa calidad que tras dos o tres lavados se terminan enredando mucho más que un cabello natural 100%.

Desde otros países como Malasia el pelo llega directamente de las donaciones de mujeres pobres que venden su pelo cada seis meses como método de obtener dinero. Este pelo sí es de gran calidad y realmente las extensiones de cabello fabricadas a partir de melenas naturales de mujeres de Malasia son 100% naturales y de calidad.

La historia del pelo donado desde la India es aún más impactante. Y es que las mujeres indias se desprenden de sus melenas como parte de un rito divino a través del que se purifican. Así, todo el pelo recogido en los templos es subastado posteriormente y las ganancias obtenidas son utilizadas para mejorar la educación y la sanidad del país, entre otros proyectos sociales.

Por tanto, las extensiones de cabello natural que después colocamos en nuestras cabezas tienen un origen claro que podría ser cualquiera de los que hemos explicado anteriormente. Sea como fuera, todo el cabello recogido en estos países es tratado previamente, por lo que no existe ningún tipo de problema a nivel sanitario.

Entonces, ahora que conoces el origen de las extensiones de cabello natural, ¿sigues interesada en colocarlo en tu cuero cabelludo o se te han quitado las ganas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *